3/01/2017

MARCIANITO 1 A MARCIANITO 2

Tras leer la noticia de que se han encontrado unos cuantos planetas que se parecen a la Tierra, te puedes imaginar cómo sería la historia si realmente hubiera vida en alguno de esos nuevos mundos. Puestos a darle a la imaginación podríamos llamar a unos “Los Galiens”, grandes seres verdes con cuatro brazos y ocho ojos, y a otros “Los Mathemus”, pequeños y azules, con dos cerebros además de multitud de tentáculos.
Esta es la conversación entre Galienito y Mathemuto tras darse cuenta que les han descubierto.

- ¡Mathemuto! Creo que esta vez la he liado realmente parda.

- No me seas neurótico que no creo que se vaya a acabar el mundo.

- ¿Qué no? ¿Recuerdas el holograma que hacía invisible todo nuestro sistema planetario? Pues se me olvidó cambiarle las baterías.

- Bueno que no es para tanto, las cambias y listo.

- Ya podía ser así de fácil, pero nos han descubierto.

- Los Ventusianos.

- No.

- Los Cardinenses.

- No

- ¿Entonces quién?

- Los humanos.

- Vale retiro lo dicho, la has cagado bien cagada.

Lo bueno de la raza Mathemus es que saben usar la razón para intentar encontrar el lado positivo de las cosas, aunque sea algo realmente chungo.

- Bueno puede que no manden a nadie y nos libremos si estamos calladitos y quietos.

- ¿En serio te lo crees? Otra cosa no pero cabezones son un rato, así que ya puedes pensar en algo mejor que hacernos la estatua.

- Tal vez deberíamos ir a visitarlos nosotros.

- ¿Esa es tu gran idea? Te recuerdo que son una raza que se mata entre ellos por el color de piel, están como para ver a un ser con el cerebro gigante y tentáculos.

- Entonces podríamos enviarles un mensaje de paz y amor.

- Y se supone que tú eres el listo… si no les bastara con perseguirse entre ellos por el color de piel, han creado unas historias muy chungas sobre resucitados y dioses para poder matarse los unos a los otros. Paz y amor… ¡Si tú tienes 17 órganos sexuales y yo 12! Si éstos no pueden entenderse con dos sexos, imagínate que les quieres explicar lo nuestro.

- Podría demostrarle de manera científica la existencia de Dios.

- Suerte, hubo alguno de ellos que se le ocurrió decir que vivían en un planeta redondo y lo quemaron vivo.

- ¡Vale! ¡Me rindo! Que vengan y nos conquisten 

- Ehhhhhh no seas dramitas Mathemus, piensa un poco, incluso si descubren que estamos aquí ¿cuánto intuyes que podrían tardarían en llegar?

- Pues pensando un poco…entre ciento sesenta y doscientos años.

- ¿En serio crees que les durara tanto el planeta?

- Pues es cierto….voy a cambiar las baterías.





















SOLAMENTE UNA PIEZA...